El cómic, regalo que le hizo Bruselas al mundo
bruselas_comic_portada

¿Dónde nació esta disciplina a la que denominamos cómic? La verdad es que aún los especialistas no se ponen de acuerdo acerca de su cuna, unos dicen que en Estados Unidos en 1897, con la aparición de The Yellow Kid, otros que en esa fecha en Europa ya se habían publicado cosas a las que se les podría denominar cómic, el cual, por cierto, ya está tipificado como una de las bellas artes, la novena, pues no es literatura, ni pintura, sino una mezcla de disciplinas con una identidad propia.

En vista de tanta discusión, una ciudad europea se ha adjudicado tal maternidad y lo presume a los cuatro vientos: Bruselas, la capital de Bélgica, donde por cualquier rincón encontrarás algo que te lleve a rememorar, sobre todo, las historietas que ahí nacieron, ya sea en museos, cafeterías, paredes, tiendas, e incluso con festivales, los cuales tienen como tema central, por supuesto, el cómic, como es el caso de La Fiesta del Cómic y el Festival Anima, éste enfocado más bien al cine de animación.

Y es que en Bélgica han nacido algunos de los dibujantes de historietas más icónicos, como Hergé, Morris y Peyo, autores de los clásicos Tintín (del cual el general Charles de Gaulle alguna vez diría, que sólo Tintín se equiparaba en fama con él), Lucky Luke, un intrépido vaquero del salvaje Oeste y algo que seguro conoces, pues es más cercano a nuestros tiempos: los Pitufos.

Así que con tal bagaje a cuestas hoy podemos viajar a la capital de Bélgica y admirar, como ya lo comentamos, por cualquier lado algo que nos remita a los cómics, ya sea en forma de escultura o en las paredes, de ahí que incluso el departamento de Turismo de Bruselas se haya dado a la tarea de crear unos minimapas que te llevan por la Ruta de los Murales, en los que te detallan la ubicación de poco más de 40 fachadas repartidas por la ciudad que han sido pintadas con personajes surgidos de los cómics, los cuales gracias a su gran manufactura vale mucho la pena conocer.

De hecho, hay tres rutas del cómic que puedes seguir para no embromarte, una en pleno centro de Bruselas, otra por el barrio de Sablon-Marolles y una en los alrededores, concretamente en los barrios Laeken/Heysel, con varios murales más fuera de estas rutas, pero que también resultan imprescindibles para disfrutar.

Museos del cómic

Pero el amor que le tiene esta ciudad a la disciplina se refleja también, como ya apuntamos, en otros aspectos, tanto así, que incluso hay museos dedicados al arte de expresar con dibujos y pequeños textos las ideas, el más importante de ellos, donde si eres un fan de esta disciplina seguro te robará mucho, mucho tiempo de tu visita a Bruselas (como también te llevará un buen lapso hacer este tour, un obligado si andas por estas tierras), es el Centro Belga del Cómic, pues ahí conocerás desde su historia, las diversas técnicas, estilos, géneros, los más conocidos artistas -sobre todo los locales-; el lugar, que abrió sus puertas en 1989 y se localiza en un magnífico edificio de estilo Art Nouveau, también ostenta una enorme biblioteca que atesora uno de los catálogos de cómics más completos del orbe, una sala de lectura, una librería, y también un restaurante-cafetería, ¿ves por qué te decimos que necesitarás apartar un buen de tu tiempo para visitar a tus anchas este lugar?

Para que te des una idea, este espacio de 4 mil 200 metros cuadrados lo recorren cada año ¡no menos de 200 mil visitantes! Además, podrás tomarte una foto con los íconos del cómic belga, como los Pitufos (Les Schtroumpfs les llaman aquí y The Smurfs en Estados Unidos), ¡qué tal!

La Casa del Cómic

La Maison de la bande desinée, para nosotros la Casa del Cómic, es otro de los recintos consagrados al noveno arte, donde podrás admirar la enorme colección privada que posee.

También está la Galerie Champaka, una increíble casa señorial donde todo el tiempo hay exposiciones temporales, y The Cartoonist, ésta más especializada en presentar la obra de los dibujantes de viñetas de la prensa belga. ¡Ahhh! Se nos pasaba MOOF (museum of original figurines), cuya especialidad son los cromos; es decir, aquí tienes como para más de un día de estancia en Bruselas.

Los festivales

Ahora que si visitas Bruselas en septiembre, específicamente el primer fin de semana de este mes, tendrás oportunidad de ser partícipe de la Fête de la bande dessinée, la Fiesta del cómic, durante la cual disfrutas de exposiciones, visitas guiadas, conferencias y talleres; incluso podrás conocer a los autores para que te autografíen sus obras, un auténtico festejo en torno del cómic. 

Y si además del cómic te gusta la animación, un pariente cercano de este arte, en febrero tiene lugar el Festival Anima, donde podrás apreciar lo mejor de esta técnica y conocer a sus mejores exponentes.

bruselas_chocolate_chocolate

Con todo ello, te darás cuenta por qué el cómic es el regalo que le hizo Bruselas al mundo, y no sólo eso, qué tal hacer el Tour del chocolate belga otra de las especialidades del país y, sin duda, probar sus cervezas aquí, seguramente con esto pensarás muy seriamente agendar más días en tu visita a estas tierras

Información sobre el Artículo
El cómic, regalo que le hizo Bruselas al mundo
El cómic, regalo que le hizo Bruselas al mundo
¿Dónde nació esta disciplina a la que denominamos cómic? La verdad es que aún los especialistas no se ponen de acuerdo acerca de su cuna, entérate de todo en este blog.
Editor
Tu Experiencia
Logo

Comentarios

Deja un comentario