Fin de semana en Bruselas
bruselas_blog_finde_jardines_ayntamiento_tu_experiencia

Tienes un fin de semana disponible en tu próxima visita a Europa, o quizá deseas conocer todo lo que puedas en ese viaje al antiguo continente, pues bien, te tengo una muy interesante opción, lánzate a conocer este fin de semana Bruselas, es una ciudad ideal para hacerlo, pues no es enorme de tamaño, pero tampoco tan pequeña como para que la recorras en un solo día sin perderte de sitios interesantes.

La terminal aérea más cercana a la capital belga es el Aeropuerto de Bruselas-National, Zaventem, desde donde llegarás, si decides tomar el tren, en unos 15 minutos a las principales estaciones de la ciudad, Gare du Nord, Gare Centrale y Gare du Midi; es decir, ahí donde estará la acción; también puedes tomar el bus, pero éste tardará unos 40 minutos por hacer este trayecto, o si el dinero no es problema, un taxi que te cobrará a partir de 22 euros, según hacia donde te dirijas.

bruselas_blog_finde_jardines_aeken_tu_experiencia

La Grand Place, muestra de la grandeza belga

Bueno, ya te instalaste, ahora sí, a recorrer Bruselas, qué te parece si comienzas por la gran plaza central, la Grand Place, un enorme espacio rodeado de bellos edificios de diversos estilos, pero en los que predominan el barroco y el gótico.

Sin duda el inmueble más impresionante es el Edificio del Ayuntamiento, que data de 1455, y el cual, por cierto, es el único que se salvó de la destrucción a manos del ejército francés allá en el año de 1695.

Hay otras interesantes construcciones rodeando a esta plaza, que en sus inicios sólo era un mercado en donde se reunían los diferentes gremios que había en la ciudad, como la Maison du Roy, o Casa del Rey, hoy sede del Museo de la Ciudad, la Maison des Ducs de Brabant o Le Pigeon, lugar donde vivió el novelista Víctor Hugo durante su exilio.

bruselas_blog_finde_pis_tu_experiencia

Manneken Pis, símbolo de la ciudad

A unos pasos de ahí se ubica el considerado mayor símbolo de Bruselas, el Manneken Pis, una pequeña escultura, apenas alcanza los 50 centímetros de alto, que representa a un niño orinando; como fácilmente te darás cuenta es uno de los sitios más visitados de la ciudad y, por lo que representa, visita obligada para todo aquel que llegue a Bruselas.

Jeanneke Pis, la versión femenina

Un poco más retirada encontrarás la versión femenina del Manneken Pis, Jeanneke Pis, no tan popular como su hermano, pero que te promete, si arrojas una moneda a su fuente, concederte un deseo, además del amor y la fidelidad de tu pareja.

Una excelente promesa, ¿no crees?

En tu camino entre estos dos símbolos bruselenses está el Museo de la Ciudad de Bruselas, así que no tienes pretexto para no conocerlo.

bruselas_blog_finde_catedral_tu_experiencia

Catedral de Saint Michel et Gudule

Todavía te queda buena parte del día para seguir conociendo la capital de Bélgica, de modo que visitar algunos de los recintos religiosos más emblemáticos es una recomendable opción, entonces qué tal si diriges tus pasos, pues está cerca de Jeanneke Pis, hacia Saint Michel et Gudule, la catedral de Bruselas, y principal templo católico del país, la cual comenzó a erigirse en el siglo XIII en estilo gótico, como lo presumen sus preciosas vidrieras, que datan de 1540; no obstante que la entrada es gratuita, si deseas conocer las muy antiguas reliquias que aloja el Tesoro de la Capilla deberás desembolsar un euro.

Notre Dame de Sablon

Otro recinto religioso de visita cuasi obligada es Notre Dame de Sablon, una iglesia con poco más de 500 años de historia, que aunque pequeña, es muy acogedora, es un inmueble de estilo gótico de gran belleza, sobre todo por fuera, pues su interior es sencillo, claro que te sorprenderán sus hermosos vitrales de 15 metros de altura y su púlpito de madera labrada, ¡data de 1697!

Basilique de Koekelberg

Y ya que estamos en modo ‘religioso’ pues es tiempo de que conozcas la quinta iglesia más grande del mundo de fe católica, se trata de la Basilique de Koekelberg, o Basílica del Sagrado Corazón, de estilo art decó y ostensiblemente más moderna que la catedral, pues su construcción inició en 1905, pero no sería sino hasta 1971 que se terminó, después de pasar por las dos guerras mundiales.

Esta iglesia no es tan céntrica, pero desde su mirador, a 53 metros de altura, obtendrás las mejores vistas panorámicasBruselas: religión, museos, turismo y cultura, para que tomes unas bonitas fotografías de la ciudad.

bruselas_blog_finde_atomiun_tu_experiencia

Atomium y Mini Europe

Una vez en esta zona de la ciudad, tendrás muy cerca de ti otro de los emblemas de Bruselas, Atomium, símbolo de la Exposición Universal de Bruselas en 1958 y que formó parte del pabellón principal de aquélla, representa un átomo aumentado 165 mil millones de veces, cuya altura es de 102 metros.

Ahí mismo se aloja Mini Europe, un parque con reproducciones fidedignas de los principales monumentos europeos, como la Torre Eiffel, la Puerta de Brandemburgo o la Plaza de Toros de Sevilla, entre muchos otros.

Finalmente, qué tal si cierras el día con una buena cata de cervezas belgas, reconocidas por su alta calidad, aquí uno que te recomendamos.

Segundo día, Parque de Bruselas, Palacio Real y más

Bueno, ya bien descansados, qué tal empezar tu segundo día en el Parque de Bruselas, el pulmón de la ciudad, coto de caza de los duques de Brabante en la época medieval, en uno de sus costados se asiente el Palacio Real, ahora sede de las oficinas de la monarquía belga, pues hoy la familia real vive en el Castillo de Laeken.

Un punto que tiene en contra este edificio es que sólo se admiten visitantes en la época de verano; es decir, del 21 de junio a principios de septiembre.

En la misma zona, tienes algunos otros atractivos que visitar, como el museo de instrumentos musicales y luego, para el siguiente punto de interés, podrás encontrarte con el edificio que alberga el Parlamente Europeo.

Parque del Cincuentenario y sus museos

La siguiente parada es el Parque del Cincuentenario, con el que Bélgica celebró los primeros 50 años del país como nación independiente, ahí te espera el Palacio del Cincuentenario, donde podrás visitar el Museo de Historia Militar, el Museo del Cincuentenario y el Museo del Automóvil, conocido como Autoworld.

Valga apuntar que lo más llamativo del palacio es el arco del triunfo vigilado por una cuadriga de bronce, ¿te recuerda la Puerta de Brandenburgo de Berlín?

Palacio de Justicia

Un poco más alejado de esta zona pero no menos atractivo por su majestuosidad se halla el Palacio de Justicia, una mole de 52 mil 464 m2, que si esto es monumental, imagina su vestíbulo, que tiene 100 metros de altura. Para erigirlo, se cuenta, tuvieron que destruir tres mil casas. Asombroso, ¿verdad?

Otros puntos interesantes son el Museo Belvue, donde se encuentran las ruinas del Palacio de Coudenberg, que se erigió entre los siglos XI y XII, que fue la residencia real hasta 1731, cuando un incendio lo arrasó; ahí estuvo la tumba de Carlos V, del que se decía que en su reino nunca se ponía el sol.

bruselas_blog_finde_jardines_aeken_2_tu_experiencia

Jardines del Castillo de Laeken

Y de visita obligada (si es la temporada cuando están abiertos) son los jardines del Castillo de Laeken, la residencia de la monarquía belga, según cuenta la historia el rey Leopoldo II mandó construir estos invernaderos para albergar plantas y flores exóticas traídas del Congo y otras regiones africanas, lo malo es que sólo están abiertos unas semanas entre abril y mayo, cuando florean la mayoría de las plantas que albergan.

Quizá en tu caminar te encuentres con algún mercado de pulgas; o bien con las galerías comerciales Saint Hubert, las primeras en su tipo de Europa, pues se abrieron al público en 1847, no son las más baratas, pero sí las de más historia.

Este día también podrías contratar este tour, así tendrás a tu disposición un guía en tu idioma que te contará más de la historia de estos edificios.

Y ya para finalizar, qué te parece conocer más de otra de las especialidades belgas, el chocolate, para ello te recomendamos este recorrido, donde tendrás oportunidad de conocer más de este producto.

 

 

Información sobre el Artículo
Fin de semana en Bruselas
Fin de semana en Bruselas
lánzate a conocer este fin de semana Bruselas, es una ciudad ideal para hacerlo, pues no es enorme de tamaño, pero tampoco tan pequeña como para que la recorras en un solo día sin perderte de sitios interesantes.
Editor
Tu Experiencia
Logo

Comentarios

Deja una respuesta